Ratio: 2 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Apreciar los fuegos artificiales durante las celebraciones de fin de año es una actividad frecuente entre las familias colombianas, pero la mala utilización de la pólvora puede provocar lesiones graves que termina por opacar la alegría de las fiestas decembrinas. A la fecha, en nuestro país se han presentado más de 300 casos.

Las celebraciones de fin de año siempre están acompañadas de espectáculos de juegos pirotécnicos que amenizan y llenan de emoción la llegada del nuevo año, siempre y cuando el manejo de la pólvora esté solo en manos de expertos.

Todo tipo de pólvora es peligrosa si es manipulada por personas irresponsables que ignoran las medidas de seguridad, es por eso que existen leyes y vigilancia de las autoridades para regular su venta. A pesar de esto, personas inescrupulosas la siguen comercializando ilegalmente sin dimensionar las consecuencias que su uso indebido puede causar.

Cuando ocurren accidentes con pólvora, las personas que la manipulan pueden sufrir lesiones como quemaduras de primero, segundo o tercer grado que se presentan con mayor frecuencia en las manos y en la cara; y que causan un gran sufrimiento psicológico y dolor físico. Además se puede producir la pérdida de algunos miembros del cuerpo, amputaciones y, en los casos más graves, la muerte.

Los padres de familia son quienes deben asumir la mayor responsabilidad al evitar comprar este tipo de artefactos e impedir que los niños jueguen con ellos. 

En caso de presentarse una quemadura con pólvora, es importante seguir estos consejos después de ocurrido el accidente:

  • Retirar la ropa de la zona para evitar una lesión más grave.
  • Poner el área afectada bajo agua fría.
  • Quitar cualquier elemento que se encuentre cerca de la lesión como ropa, aretes, pulseras, etc.
  • No retirar prendas de vestir que hayan quedado adheridas a la piel.
  • No utilizar remedios caseros ni cremas de ningún tipo.
  • No reventar las ampollas, así se evitarán infecciones. Si se revientan solas se debe aplicar crema contra quemaduras para aislar la lesión.
  • Acudir al médico lo más pronto posible.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Salud (INS), hasta la fecha se han presentado 330 casos de personas quemadas, de las cuales 146 son menores de edad.