Ratio: 1 / 5

Inicio activadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Abuela foto

La caries es una enfermedad dental que destruye los dientes, empieza en la superficie y los perfora con el paso del tiempo. Generalmente aparece en las muelas, entre los dientes y en la línea de unión del diente con la encía. Es la enfermedad crónica infantil más común.

La principal causa de la aparición de caries es la placa bacteriana, que es la acumulación de restos de comida y bacterias que producen ácidos en la superficie de los dientes y la destruyen. Esto sucede cuando no se tiene una correcta higiene oral o por el consumo en exceso de alimentos dulces o pegajosos, es por eso que los niños y niñas la desarrollan con facilidad.

Esta enfermedad se manifiesta con manchas blancas sin brillo, amarillas o cafés en la superficie rugosa de las muelas y en la zona del diente bordeada por la encía. Aunque en algunos casos no se ve a simple vista y cuando ya se manifiesta con dolor se requiere atención odontológica inmediata.

Para prevenir la aparición de caries en los niños y niñas se recomienda:

  • Enseñarles a tener una buena higiene oral que incluya cepillado 3 veces al día, el uso de seda dental y enjuague bucal.
  • Reducir el consumo de alimentos pegajosos o que contengan mucho azúcar.
  • Acostarlos a dormir con los dientes muy bien cepillados.
  • Llevarlos a control de salud oral por lo menos 2 veces al año.
  • Aplicarles barniz flúor a los menores de 0 a 5 años.

Cuando esta afección se presenta en los dientes de leche es importante llevar a los niños a consulta de salud oral pues afecta su calidad de vida al causar dolor y dificultad para comer. Además puede alterar el desarrollo normal de los dientes permanentes.