Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
niño gafas

El mal aliento es un problema de salud que puede afectar la convivencia con los demás, para tratarlo es indispensable mantener una higiene oral adecuada e identificar sus causas principales. 

La halitosis es el nombre con el que se conoce al mal aliento. Es una afección que causa malos olores que salen por la boca; aparece con frecuencia en personas de todas las edades y se estima que afecta a casi la mitad de la población en algún momento de su vida.

El mal aliento puede originarse en la cavidad oral debido a la acumulación de placa bacteriana en la lengua, problemas periodontales, caries, consumo de alcohol y tabaquismo, entre otras. Además puede manifestarse por trastornos del sistema digestivo, el tracto respiratorio, diabetes, enfermedades del hígado o insuficiencia renal crónica.

El problema de mal aliento se puede intensificar con el uso de dentaduras postizas, la aparición de llagas bucales, sinusitis, sequedad bucal o por el consumo de alimentos como el ajo, la cebolla, los pepinillos y el café.

Existen muchas maneras de combatir la halitosis, dependiendo de sus causas:

  • Cepillarse los dientes, las encías y la lengua tres veces al día o después de comer.
  • Utilizar enjuague bucal y seda dental como complemento para el cepillado.
  • Evitar el consumo de tabaco, alcohol, café y alimentos de intenso sabor u olor.
  • Beber agua en abundancia o masticar chicles (sin azúcar) para estimular la producción de saliva, lo que elimina las bacterias bucales y evita que la boca esté seca.
  • También son muy útiles las infusiones de menta, así como masticar hojas de menta o chupar dulces sin azúcar.

Acudir a controles de salud oral por lo menos dos veces al año permitirá identificar si la causa del problema se encuentra en la cavidad bucal o en alguna otra parte del organismo, para así recibir el tratamiento indicado.