Ratio: 1 / 5

Inicio activadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
ojo

Cada vez se conocen más casos de embarazos no planeados durante la lactancia materna, porque se cree que durante este periodo no es posible quedar en embarazo, debido a que en las primeras semanas posteriores al parto la mujer no presentan ovulación, sin embargo está regresa y no se conoce cuando, ya que el ciclo menstrual en cada mujer tras el parto no resulta ser el mismo.

También se piensa que lactar de forma exclusiva cada 3 horas durante las 24 horas del día puede ser un método anticonceptivo; no obstante por la ausencia de la ovulación se recomienda métodos de planificación de barrera como el preservativo para evitar embarazos no planeados.

Existe el mito sobre el efecto de la lactancia materna para evitar quedar en embarazo, esto debido a que después del parto la mujer deja de ovular por varias semanas. Sin embargo la ovulación regresa tiempo después generando el riesgo de presentar embarazos no planeados.

Debido a la carga hormonal posterior al parto, es recomendable utilizar como método de planificación, anticonceptivos de barrera tales como: el condón, el diafragma o el DIU (dispositivo intrauterino); estos además de ser útiles no poseen efectos secundarios en la lactancia materna, ni en la salud de la madre y el bebé.

Mientras se esté lactando no es recomendable el uso de métodos anticonceptivos que posean estrógenos, como las píldoras o el anillo vaginal; ya que estos disminuyen la producción de leche y reducen los tiempos de lactancia.

Otros métodos de planificación utilizados, son los naturales o de ritmo, pero no son nada confiables durante la lactancia, ya que es muy difícil conocer los días fértiles en la mujer; además el tener relaciones sexuales basados en el ciclo de ovulación no es para nada seguro. Por eso es mejor consultar al médico de planificación familiar y encontrar el método que más se ajuste a la pareja y a sus necesidades sin que este afecte la lactancia materna.