Ratio: 1 / 5

Inicio activadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Cuida a tu bebé desde el embarazo previniendo el parto prematuro

El parto prematuro es una de las principales causas de discapacidad y muerte de niños alrededor del mundo. Adopta hábitos de vida saludables que ayuden a disminuir el riesgo de parto prematuro y protege desde ya la vida de tu bebé.

El nacimiento de un bebé que ocurre antes de la semana 37 de gestación se llama parto prematuro o pretérmino y es una de las principales causas de discapacidad y muerte en los niños de menos de cuatro semanas de vida.

De acuerdo con informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año nacen 15 millones de niños prematuros en el mundo y un millón de ellos no consigue sobrevivir.

Entre más prematuro sea el niño tiene mayores posibilidades de desarrollar complicaciones de salud al nacer, que requieren internación hospitalaria en incubadora como dificultad para respirar, pausas respiratorias, hemorragia cerebral, ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos) o anemia.

Además, con el paso del tiempo, el niño puede desarrollar autismo, aprendizaje lento, parálisis cerebral y problemas respiratorios, de vista y de audición.

Si se presenta un parto prematuro es indispensable acudir al médico inmediatamente, para identificarlo mantente atenta a la aparición de estos síntomas:

  • Contracciones y fuertes acompañadas de presión en el pubis
  • Cólicos o dolor abdominal, a veces con diarrea
  • Sangrado o aumento de las secreciones y del flujo vaginal
  • Rompimiento de la bolsa fetal

Para reducir el riesgo de tener un parto pretérmino es indispensable asistir a los controles prenatales, llevar una dieta saludable, no fumar ni consumir alcohol y evitar el estrés.